El Sultán, el Guerrero y la Invitada

Home/Noticias KAIDEN, Ópera y Arte/El Sultán, el Guerrero y la Invitada

El Sultán, el Guerrero y la Invitada

Continuando con el tema de la fascinación de Occidente por Oriente os presentamos ahora este artículo de nuestro colaborador Jack Lord que se ocupa de personajes turcos en la Opera barroca.

bajazetBazeyid I (Bayaceto) fue sultán del imperio otomano (origen de la actual Turquía) desde 1389 hasta 1402. Por sus proezas bélicas fue conocido como “el Rayo” y su dominio se extendía desde Anatolia, hasta Serbia, partes de Bulgaria, Macedonia y Grecia, y asedió Constantinopla durante varios años hasta 1402, año en que fue derrotado por “Timur el cojo” (Tamerlano), guerrero de origen turco y mongol que conquistaría vastos territorios de Europa y Asia en apenas dos décadas, dejando su huella en la memoria popular durante varios siglos.

Aquí termina la historia y comienza la ópera. O mejor dicho, las óperas. Ambas tienen su origen en un libreto de Agostino Piovene y tratan, con las libertades propias de la ficción, de la rivalidad entre el guerrero y el sultán.La primera ópera comienza en 1724. En ese año Handel compuso Giulio Cesare in Egitto, seguramente su ópera más popular, y Rodelinda, un poco menos popular pero llena de momentos memorables. También en ese año, en el mes de julio, compuso Tamerlano, considerada una de las grandes obras del genio de Halle.

 

Pese a no ser la ópera más representada de Handel, Tamerlano cuenta con varias representaciones de interés. Existe un dvd con Trevor Pinnock a la batuta grabado en Halle en 2001, grabación de la que se introduce el link del aria “Bella Asteria”, cantada por el contratenor australiano Graham Pushee, que interpreta el papel de Andrónico, príncipe griego enamorado de la hija de Bayaceto.
 

La segunda ópera comienza once años después, en 1735, y tiene como trasfondo el carnaval de Verona, para el que fue compuesta. Comparado con Handel, Vivaldi es el gran olvidado del repertorio operístico barroco. Con la excepción de Orlando Furioso, sus óperas se representan en raras ocasiones y el Bajazet (Bayaceto) de Vivaldi sólo se interpreta en versión concierto. Bajazet es un pasticcio, producto típico del Barroco en el que el compositor combinaba árias nuevas con otras que había compuesto para obras anteriores, o incluso con árias de óperas de otros compositores.
 

 
Quiso la casualidad, o el talento, que el aria más famosa de Bajazet, y posiblemente más famosa que cualquiera de las arias del Tamerlano de Handel, fuese compuesta por Giacomelli para su ópera Merope, “Sposa son disprezzata”, cantada por la prometida de Tamerlano, una despechada Irene de Trebisonda (territorio cristiano en la edad media y hoy una región de Turquía). Existen muchas y variadas versiones de “Sposa son disprezzata”, entre las que se podrían destacar la cantada por Joyce Didonato con una orquesta barroca o la que Montserrat Caballé cantó en el Teatro Real, acompañada únicamente de un piano, en la que, con una delicadeza inimitable, consigue transmitir el afecto herido de una novia olvidada.
 

By | 2017-04-03T07:27:34+00:00 septiembre 24th, 2015|Noticias KAIDEN, Ópera y Arte|0 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR